CDMX campo fértil para tráfico ilegal de especies

Foto: Especial

Redacción MX Político.- La Ciudad de México no sólo ha mostrado un incremento en el paso de animales exóticos hacia otras entidades a través del mercado negro, también se ha registrado un incremento de la compra-venta.

La Venustiano Carranza, con lugares como el Mercado de Sonora y otras bodegas, así como sitios en Xochimilco y Gustavo A. Madero mantienen a estas tres alcaldías a la cabeza de este ilícito, de acuerdo con reportes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

El encargado del operativo de la Brigada Animal de la SSC, Carmelo Hernández Salazar, señaló que en su historia han asegurado felinos gigantes, aves, jaguares, fauna acuática, reptiles, primates y arácnidos, además de los perros y gatos que sufren o representan algún peligro.

Los estados de donde se extraen más especies animales son Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco y Guerrero.

Pedro Montiel, encargado del área de Aves Rapaces en el Zoológico de Chapultepec, señala que ante la necesidad económica en zonas agrícolas, en campos y praderas, los nativos hacen negocio capturando especies para los delincuentes que se las pagan.

Así, un ave puede llegar a costar de 20 mil o 30 mil pesos en el mercado negro, y un león más de 50 mil.

"Es conseguir dinero fácil, si tú vives en una ranchería donde no hay trabajo y las fuentes de ingreso son muy pocas, obviamente tú vas a agarrar lo que tienes a la mano. Se puede decir que también viene de generaciones; los abuelos y tatarabuelos se dedicaban a los animales para subsistencia, pero si ahorita no tengo maíz voy al monte, cazo un conejo o venado y es para mí, pero luego ya ven más lucrativo vender un venado que trabajar”, señaló.

Al ser un delito federal es sancionado precisamente por el Código Penal Federal, que dice en su artículo 420 que en todos los delitos ambientales que ya son federales hay una pena de los tres a ocho años”, explica Hernández Salazar, de la Brigada Animal.

Pero existe coordinación entre la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), autoridades de salud, alcaldías, la Fiscalía General de Justicia, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y Semarnat.

A escala nacional se aseguraron más de 125 ejemplares en 2019. A principios de diciembre, en el cruce de Congreso de la Unión y Eje 1 Norte, en la alcaldía Venustiano Carranza, dos sujetos trasladaban en un auto deportivo dos tucanes y un mono araña, especies en peligro de extinción.

Un mes antes, dos lobos marinos fueron encontrados deshidratados en una caja de madera en la parte trasera de una camioneta; detuvieron a dos personas y las especies fueron enviadas al Zoológico de Chapultepec.

Una vez asegurados, los ejemplares son revisados médicamente por un veterinario porque son trasladados en llantas, botes, cajas, maletas y otros envoltorios que les inducen heridas, cuenta el director de Conservación y Bienestar Animal de la Secretaría de Medio Ambiente capitalina (Sedema), Rafael Tinajero.

De repente ver en las carreteras que te ofrecen un loro, un monito o un mamífero que son las especies más comercializadas en nuestro país, pues la gente se para y lo compra, y eso favorece una demanda. Son animales que desafortunadamente fueron capturados de vida libre y más de un 90 por ciento no se va a adaptar al cautiverio”, subrayó.

El director de Inspección de Vida Silvestre de la Profepa, Jaime Raúl García, sostiene que a la persona que se le encuentra un ejemplar exótico, protocolariamente se le asegura para investigar su procedencia y legalidad hasta agotar el plazo, ya después se aplica el aseguramiento o no, de acuerdo a lo que determine el Ministerio Público.

Nosotros trabajamos bajo los reportes que aparecen en Facebook, en grupos de WhatsApp o denuncias ciudadanas, y eso es muy importante que la gente colabore con la Procuraduría denunciando la presencia de algunos ejemplares”, reveló el funcionario federal.

Existe fauna que puede ser adquirida de manera legal, siempre y cuando cumpla con los requisitos establecidos por las autoridades federales.

*esm