Vendedores del tianguis de la colonia Jardín Balbuena, víctimas del coronavirus en la VC



Redacción MX Político.- 750 vendedores ambulantes ya no pudieron instalarse hoy en esta avenida del oriente de la Ciudad de México, es el tianguis de la colonia Jardín Balbuena, una de las primeras víctimas del coronavirus en el sector del comercio callejero de la capital.

Vendo tortas de cochinita... mire, todo el bolillo lo traigo, pues regalarlo, pues no va a haber de otra cosa que regalar", dijo Judith Estrada vendedora ambulante.

La alcaldía Venustiano Carranza informó que el cierre se dio para evitar la concentración de más de 50 personas, medida de protección frente al coronavirus.

Se evita concentración de más de 50 personas
No se afecta el abasto de productos de primera necesidad
El cierre se extiende 1 mes

Y como en este tianguis el 99 por ciento de los comerciantes venden ropa y zapatos, el abasto de productos básicos no se afecta. La medida se extenderá, al menos, por las próximas cuatro semanas.

Dice el gobierno no salga, no tienen necesidad, pero nosotros nadie nos ayuda, ahorita es una pérdida”, señaló Judith.

Entendemos que hay contingencia, pero los demás tianguis y las demás zonas están laborando", señaló Arturo Serralde, integrante de la Federación de Comerciantes y Ambulantes.

La medida tomada en la alcaldía Venustiano Carranza se desvanece en la alcaldía Iztacalco, a nueve minutos del tianguis de la Jardín Balbuena, se encuentra el de la colonia Juventino Rosas.

En el lugar, las familias encuentran además de alimentos, juguetes, bisutería y ropa, mucha ropa, artículos que hoy no pudieron vender sus vecinos de la Jardín Balbuena.

Otra situación se registra en la alcaldía Cuauhtémoc, en el centro de la Ciudad de México, ni las medidas de limpieza remedian la ausencia de clientes entre el comercio ambulante. Sobre la avenida Sevilla, en la colonia Juárez, un hombre cocina para nadie.

De 100 tacos a 10 pesos que vendía para oficinistas en un día laboral, hoy a duras penas llega a 30, a pesar de ello, lo único que pide es que lo dejen trabajar.

Yo no me voy a quitar porque pues la verdad yo no tengo otra opción más que seguir trabajando... lo poco que voy, ahora si sacando, lo poco, gracias a Dios, pues ahí me voy sustentando", dijo Víctor García, vendedor de tacos.



jupm