La inflación repunta en la primera mitad de mayo a 2.83% anual / En opinión de Juan Carlos Cruz Vargas




Redacción MXPolítico.- La inflación repuntó en la primera quincena de mayo a una tasa anual de 2.83% desde el 2.21% a finales de abril, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


Entre los genéricos con mayores alzas en sus precios estuvieron el jitomate con un aumento de 36.18 %, la gasolina de bajo octanaje con 4.50%, la cerveza 3.73%, chile serrano 19.42%, chayote 50.31%, transporte aéreo 14.19%, autobús urbano 2.14% y naranja 13.21%.

En contraste, los productos con precios a la baja fueron la electricidad con 21.28%, el huevo 6.85%, pollo 2.54%, limón 10.11%, cebolla 4.34%, zapatos para niño y niña 1.96%, refrigeradores 2.94%, blusas y playeras para mujer 2.53%, así como zapatos para hombre 2.02%.

Al interior, del Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) la inflación subyacente tuvo una variación anual del 0.24%, para colocarse en una tasa anual del 3.76%. Este tipo de inflación se obtiene eliminando del cálculo del INPC los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, o bien que su proceso de determinación no responde a condiciones de mercado.

Mientras que la inflación no subyacente que solo está integrada por los productos agropecuarios, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno se elevó 0.46%, alcanzando una tasa anual de -0.06% en los primeros 15 días de mayo.

Se prevé aceleración moderada
De acuerdo con el análisis del banco Ve por Más, se prevé que la inflación se acelere modestamente en los próximos meses, que el componente subyacente todavía exhiba renuencia a disminuir y que la variable siga enfrentando un balance de riesgos mixtos como los siguientes:


La depreciación del tipo de cambio; aunque ha cedido en el margen, alzas acumuladas en salarios; interrupción en la oferta de algunos bienes y servicios; una mayor reversión de la caída en los precios de energéticos.

Mientras que los riesgos a la baja están la contracción en la actividad económica, que induciría una baja demanda en el mercado de bienes y servicios finales y en el de factores de la producción, y menores precios de productos energéticos y agropecuarios, los cuales son altamente volátiles.


Autor: Juan Carlos Cruz Vargas


- - -



Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.