Son 200 dispositivos para videollamadas con enfermos en CDMX




Redacción MX Político.- Siempre que sea posible, con reglas específicas por hospital y horarios de establecidos, los pacientes con COVID-19 van a estar conectados con su familia a través de llamada o videollamada.

Para ese propósito, ya están activados 200 teléfonos móviles con 40 gigas de datos libres por mes, donados por la empresa Huawei.

Los equipos fueron distribuidos en los módulos de atención a familiares, afuera de los 11 hospitales COVID-19 de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México.

Con esta medida se busca dar certidumbre a las familias sobre el estado de salud de los pacientes, explicó Alan Aizpuru, encargado de los módulos.

Este fin de semana se realizaron las primeras 31 videollamadas, en espera de que cada hospital establezca sus reglas y se definan los horarios, pues la herramienta no debe convertirse en un pretexto para que la gente se aglomere afuera de los nosocomios.

En entrevista con El Heraldo de México, Aizpuru comentó que se está iniciando el proceso con las personas para que se aproximen a los módulos y pidan informes.

“Se tienen que tomar una serie de medidas. Deben existir condiciones para las llamadas, pues el paciente está aislado y el hospital en una situación especial, se deben cumplir una serie de situaciones para poder recibir esta videollamada”, apuntó.

Por eso, agregó, en los módulos también se ofrece toda la información para encontrar soluciones a los problemas de los familiares con pacientes COVID-19, pues una vez que entran no los vuelven a ver.

“La ansiedad que se genera es algo natural y estamos haciendo todos los esfuerzos para ayudar, pues no es fácil, los hospitales están con tanta carga de trabajo que no hay oportunidad de dar la información personalizada como se quisiera”, agregó.

Relató que en ocasiones los trabajadores tienen una gran carga de trabajo y no pueden ayudar con la llamada, pues el teléfono, aunque está en una bolsa lavable, no puede desplazarse por áreas confinadas.

“Cada hospital determina sus reglas. Las expectativas con las videollamadas son muy altas, los familiares no están acostumbrados a dejar a sus pacientes y no verlos. No vuelven a verlos. Eso a mucha gente le genera mucha intranquilidad.

Destacó la importancia de moderar el proceso de las llamadas a fin de hacer horarios escalonados y evitar aglomeraciones.

esm