Inmobiliaria simuló consulta



Redacción MX Político.- Aprovechando la reactivación del sector de la construcción en la Ciudad de México, empresarios del proyecto “Origina Santa Fe” realizan una consulta vecinal respecto a las obras para levantar tres torres de 31 niveles, con 680 departamentos de lujo.

Este complejo de usos mixtos se proyecta en el predio que antes ocupaba el Colegio Grimm, sobre la carretera Santa Rosa, muy cerca del Parque La Mexicana.

Sin embargo, mientras se levanta la opinión ciudadana –ya sea en línea o presencial– el desarrollo ya está en marcha, incluso en preventa.

Este domingo, El Heraldo de México logró comprobar que el proceso de consulta muestra datos confusos y contrapuestos respecto a la construcción.

En la propaganda, tanto en papel como en el sitio originasantafe.com, se habla de dos torres y 30 niveles.

Pero en el aviso de obra del predio, la información indica que serán tres torres para 680 departamentos (27 niveles a nivel de banqueta y cuatro más debajo), altura de 115 metros y seis sótanos de estacionamiento.

En el módulo de consulta, instalado en el Parque La Mexicana, la mayoría de los vecinos manifestó su rechazo al proyecto, aún cuando en la papeleta no aparece la opción ‘a favor’ o ‘en contra’.

Cristina Cervantes es habitante del pueblo de San Mateo Tlaltenango y una de las dirigentes del Comité Vecinal Contra las Torres Grimm.

En entrevista, calificó la consulta como una simulación, pues las obras están en marcha, incluso durante la emergencia sanitaria.

“Una consulta debe ser antes de construir algo; así es una simulación, pues además se involucró a todo Santa Fe, incluso a los corporativos.

Nosotros pedimos una consulta vinculante solo para el Pueblo de San Mateo, pues será la zona más afectada por su colindancia”, explicó.

Además, recordó, la Constitución de la Ciudad de México establece que los pueblos originarios tienen prioridad para ser consultados ante cualquier desarrollo que les afecte.

Por eso, pidió a la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, intervenir, pues hasta ahora nadie les ha hecho caso.

En la página del proyecto, los empresarios de “Inmobiliaria Habitacional del Futuro” aseguran tener todos los permisos.

No obstante, existe una resolución administrativa de agosto de 2019, donde la Procuraduría Ambiental y del Reordenamiento Territorial (PAOT) resolvió que el Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo expedido en 2017 para aumentar la densidad de construcción fue emitido “erróneamente”, pues el terreno no está en área de potencial desarrollo.

Aun así, la empresa, cuyo representante legal es Karla Jesús Hererra Cano, asegura tener el Certificado Único de Zonificación de Uso de Suelo (52-151-ALLU19); así como la constancia de alineamiento (V2/CANO/385/19), además de un dictamen de polígono de actuación privado (Seduvi/CGDU/D-POL/023/2019)

En tanto, la PAOT establece que el polígono de actuación está viciado de origen, además de que no está emitido el Estudio de Impacto Ambiental y el dictamen sobre agua salió negativo.

La misma empresa reconoce en sus folletos de propaganda que la consulta no es vinculante. “El proceso de consulta vecinal no es una votación sobre la pertinencia de un proyecto de construcción, pero sí es un método de participación ciudadana para conocer las opiniones de los vecinos y tomarlas en cuenta para definir medidas de atención”.

Por eso, los vecinos pidieron ir a la consulta para manifestar su rechazo.


**Información de medios **Foto: Especial

Jam