Advierten incremento de sexoservicio por Covid-19




Redacción MX Político.- Durante un diagnóstico que la Organización No Gubernamental (ONG) Brigada Callejera realizó hace dos semanas, se reportaron dos mil 500 trabajadoras sexuales más en las avenidas donde se ejerce la prostitución en la Ciudad de México.

Elvira Madrid, presidenta de Brigada Callejera expuso a 24 HORAS que Calzada de Tlalpan, Merced, Puente de Alvarado y Tacuba fueron algunas de las avenidas por las que la ONG hizo dicho recorrido.

“Ya hicimos un diagnóstico de hace dos semanas y recorrimos el 70% de donde se ejerce el trabajo en la vía pública, y eran siete mil 500 (sexoservidoras) hasta el mes de abril y de esas aumentó un 30%”, señaló; es decir, la ONG detectó un total de 10 mil trabajadoras sexuales en estas avenidas.

Madrid detalló que regresaron trabajadoras sexuales que ya se habían retirado por la edad, por cuestiones de salud o porque se juntaron con alguna pareja, y debido a la crisis económica que generó el coronavirus tuvieron que regresar al trabajo sexual.

“Regresaron otra vez a ejercer, algo que ya habíamos visto del trabajo que veníamos haciendo de hace 30 años donde la abuelita era, la mamá era, la hija era, la nieta era, otra vez está volviendo a esto, al no tener para pagar la renta, la alimentación y no hay trabajo”, indicó.

También resaltó que a mediados de abril varias trabajadoras se comenzaron a enfermar de Covid-19, por lo que la brigada ayudó con medicamentos y atención médica particular para ellas; sin embargo, no se tienen cifras de cuantas se enfermaron.

Para enfrentar la pandemia y el cierre de hoteles, Madrid señaló que la organización apoyó a las prostitutas con campamentos de plástico con cartón para que se quedaran ahí, pues muchas vivían en los mismos hoteles en que trabajaban.

Desde que empezó la pandemia, la presidenta aseguró que donaron a las sexoservidoras alrededor de 15 mil despensas, 100 mil pesos en medicamento y apoyos económicos para que pudieran solventar su renta por cerca de 70 mil pesos. Además de cubrebocas y gel antibacterial.

Consultadas por un medio local, algunas trabajadoras sexuales coincidieron en que la demanda de servicios bajo hasta un 80%, por lo que se han visto en la necesidad de disminuir las tarifas de sus servicios.

Tamara N., sexoservidora que ofrece sus servicios por Internet, indicó que la pandemia la impactó a tal grado que en ocasiones debe mantener relaciones sexuales con su casero para que no la corra.

“De mayo para acá tengo relaciones con mi casero de 65 años, para que no me saque del departamento; no hay servicios, no hay dinero, no me puedo quedar en la calle”, señaló.

Por otra parte, Sherlyn, otra trabajadora sexual, detalló que trabajar en estas épocas de Covid es muy peligroso, pues los pocos clientes que hay insisten en querer besarlas; señaló que muchas llevan un plástico en sus bolsas para colocarlo en la cama del hotel.

“O nos mata el COVID o nos mata el hambre, no hay más, traigo mi plástico para colocarlo en las camas de los hoteles o departamentos para cuidarme del Covid, no vaya ser la de malas”, dijo.


**Información de medios **Foto: Especial

esm