La recaudación de impuestos cae 14% en mayo por parón por covid-19: Hacienda

Redacción, MX Político.-  El “parón” económico derivado de la pandemia de covid-19 impactó los ingresos presupuestarios del país, los cuales tuvieron un desplome del 23.1% anual en mayo, de acuerdo con el Informe de Finanzas Públicas y Deuda Pública dado a conocer por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Dichos ingresos ascendieron a 326 mil 851 millones de pesos en el quinto mes del año, cifra inferior a los 413 mil 89 millones registrados en mayo del 2019.

En el acumulado entre enero y mayo de 2020, los ingresos presupuestarios del sector público se ubicaron en 2 billones 196.1 mil millones de pesos, monto inferior en 120.5 mil millones de pesos a lo previsto en el programa, mientras que representó una caída del 3.1% real respecto al mismo periodo del año anterior.

A su interior, los recursos tributarios que obtuvo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador tuvieron un desplome del 14.6% sólo en el mes de mayo, con un total de 221 mil 598 millones de pesos; sin embargo, si se toman en cuenta los primeros cinco meses del año, dichos ingresos crecieron 2.1%, al sumar un billón 499 mil 407 millones de pesos.

La evolución de los ingresos tributarios en enero-mayo se explica por el crecimiento en la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se elevó 4.6%, mientras que el Impuesto Sobre la Renta aumentó 1.2% “como resultado de las acciones para mejorar la administración de los tributos y combatir la evasión fiscal”, acotó la SHCP en su informe.

Los ingresos no tributarios del gobierno federal se ubicaron en 173.2 mil millones de pesos, cifra superior en 63.3% en términos reales a la del año previo.

Lo anterior se debe a que en 2020 se han recuperado activos financieros del Fideicomiso del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México por 21.6 mil millones de pesos; de otros fideicomisos por 23.6 mil millones de pesos; de entidades paraestatales por 8.8 mil millones de pesos, entre otros.

Sin embargo, los ingresos petroleros totales se ubicaron en 186.0 mil millones de pesos y fueron menores en 47.3% real a los del año anterior, debido a la disminución en el precio del petróleo, así como a menores precios y ventas internas de combustibles por la disminución en la movilidad asociada al Covid-19.

Gasto menor al programado
Por el lado del gasto, se ubicó en dos billones 371.3 mil millones de pesos, monto mayor al registrado en igual lapso del año anterior en 4.6%. No obstante, respecto al nivel previsto en el programa, el gasto fue menor en 88.4 mil millones de pesos, de los cuales 71.0 mil millones de pesos corresponden a gasto programable y 17.4 mil millones de pesos a gasto no programable.

Según la dependencia, la implementación de las medidas de mitigación de la emergencia sanitaria y económica se muestran en el incremento de 10.9% real anual en el gasto de la Administración Pública Centralizada durante enero-mayo.

Asimismo, el aumento de 16.8% anual en la inversión física para el mismo periodo “da cuenta de la importancia que ha asignado el Gobierno de México a lograr una recuperación económica rápida y sostenida, así como a plantear las bases para un mayor desarrollo y crecimiento en el mediano y largo plazos”.

Por último, el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) ascendió a 11 billones 769.5 mil millones de pesos. La deuda neta del Sector Público se situó en 12 billones 48.1 mil millones de pesos y la deuda neta del gobierno se ubicó en nueve billones 47.8 mil millones de pesos.

En lo que va del 2020 las finanzas públicas del país registraron un superávit primario de 43.7 mil millones de pesos, mientras que el balance público presentó un déficit de 148.2 mil millones de pesos, ligeramente superior al programado.

A decir de la SHCP, las cifras al mes de mayo reflejan la solidez de las políticas fiscal y de manejo de la deuda pública del gobierno, que han permitido ejecutar diversas acciones para atender a las familias y empresas vulnerables durante la pandemia del  covid-19 y, al mismo tiempo, mantener finanzas públicas sanas y la estabilidad macroeconómica en medio de un episodio económico global sin precedentes.

Jam