Enfoca Sheinbaum baterías hacia Milpa Alta, van por red de desvío



Redacción MX Político.- Como lo advirtió la semana previa la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), realiza trabajo de investigación sobre la gestión anterior en lo que fue la delegación Milpa Alta.

Las pesquisas se dirigen a dos empresas fantasma involucradas en una presunta red de desvío de recursos denominada Safiro, que operaba en esa demarcación.

En la reunión que sostuvo Sheinbaum Pardo con Santiago Nieto, titular de UIF, se trató planteó la posibilidad de congelar la cuentas de las empresas referidas mientras se realizan las investigaciones.

Ya en 2018 se habían documentado irregularidades en la asignación de contratos, como lo reveló Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) mediante un documentó en noviembre de ese año. De acuerdo con el texto, las empresas Constructora Invelco y Constructora y Abastecedora Cofex, fueron utilizadas para simular licitaciones, además de que al menos a una de ellas se le asignaron contratos.

La presunta responsable, según la investigación,  fue la entonces titular de Adquisiciones, Leslie Hernández Barranco, quien además es pareja de Jorge Alberto Alvarado Robles, hijo del delegado, Jorge Alvarado Galicia.

Tanto la Constructora Invelco como la Constructora y Abastecedora Cofex, carecen de instalaciones e infraestructura, la primera aparece en el listado de empresas fantasma del Sistema de Administración Tributaria (SAT), según consta en la publicación del Diario Oficial de la Federación del 16 de agosto de 2017.

La investigación se inició luego de que los representantes de las empresas se presentaron con las nuevas autoridades para buscar contratos, pero con otros nombres; a partir de ello las autoridades financieras investigan otros posibles nombres o razones sociales con las que pudiera operar la familia Alvarado Robles y Hernández Barranco.



**Información de medios **Foto: Especial




esm