Enrique Graue propone innovar educación con modelos combinados presenciales y a distancia




Redacción, MX Político.- La emergencia sanitaria ha demostrado que las universidades deben mejorar el aprendizaje y enseñanza virtual, adaptarse rápidamente, desprenderse de lo que habían venido haciendo y aprender a vivir ante nuevas realidades, afirmó el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Enrique Graue Wiechers.

Durante el encuentro virtual “Los grandes retos de las universidades durante y post-pandemia covid-19 en América Latina”, el funcionario universitario afirmó que la pandemia nos ha enseñado que es necesario renovar el modelo educativo, innovar en la preparación de los docentes y estudiantes en modelos combinados con clases presenciales, de aula invertida y a distancia, así como que los espacios deben ser más colaborativos.

“Sabemos que podemos y debemos hacer estos cambios, que nuestra juventud puede lograrlo, para enfrentar los retos que nos vienen por delante”, subrayó en el evento, organizado por la Unión de Universidades de América Latina y el Caribe (UDUAL).

El rector destacó que durante la emergencia sanitaria la Universidad Nacional aumentó el número de trámites en línea e incrementó el acceso a acervos y bibliotecas. Paralelamente, destacó que la UNAM ha creado biosensores, participado en la fabricación de mascarillas N-95 y colabora en dos proyectos internacionales para la elaboración de la vacuna contra el SARS-CoV-2, entre otras acciones.

Asimismo, remarcó que la investigación se ha tornado más grupal y multidisciplinaria, con lo cual contribuye de manera más eficiente al desarrollo de las naciones y la atención de sus problemas.

Durante su intervención, la presidenta de la UDUAL y rectora de la Universidad Nacional de Colombia, Dolly Montoya, destacó que la pandemia ha dejado de manifiesto que la sociedad necesita del conocimiento para resolver sus problemas, mientras que las universidades son fundamentales y requieren de su autonomía para cumplir con esta responsabilidad social.

Asimismo, comentó que la conectividad ha sido un problema común a las instituciones de educación superior de la región, y aunque es considerada un derecho humano, hace falta que sea garantizada por los Estados. “La transformación digital llegó para quedarse”, dijo, y resaltó el papel fundamental de los maestros para el proceso educativo.

Por su parte, Alberto Barbieri, rector de la Universidad de Buenos Aires, explicó que en Argentina sus estudiantes han hecho un reconocimiento a los esfuerzos institucionales para las clases en línea, pero también señalan que la educación presencial es indispensable y en algunas disciplinas, irremplazable.

En otro ámbito, planteó la posibilidad de que la internacionalización de estudiantes se realice también de manera virtual, y se pronunció por que la investigación sobre el coronavirus no esté dominada por la competencia, sino por la solidaridad entre instituciones.

Mientras que su homólogo Vahan Agopyan, indicó que en la Universidad de Sao Paulo, la pandemia aceleró la mudanza hacia el trabajo virtual, ya que los alumnos y profesores comenzaron a usar herramientas que no conocían, y aunque coinciden en que las actividades presenciales son imprescindibles, hoy también reconocen que hay plataformas que pueden mejorar su labor.

Orestes Cachay, rector de la universidad de San Marcos, en Perú, expuso que durante la emergencia el trabajo remoto, la realización de trámites, la presentación de exámenes virtuales y servicios se ha potencializado y es necesario estar preparados para desafíos similares en el futuro.

Finalmente, el secretario general de la UDUAL, Roberto Escalante, quien fungió como moderador del encuentro, concluyó que es importante discutir qué modelo de sociedad necesitamos para superar este momento, en el cual las universidades deberán jugar un papel central.



Jam