Piden seguridad para ejercer sexoservicio



Redacción MX Político.- Trabajadoras sexuales fueron reconocidas por diversas organizaciones civiles, pues apenas el 30 de julio pasado se conmemoró el Día Mundial contra la Trata de Personas.

Este flagelo siempre ronda la vida de las mujeres que ofrecen dicho servicio; es por eso que organizaciones como Brigada Callejera pugnan por mayores derechos para ellas, comentó a un medio nacional una de las representantes de esta brigada, Arlen Palestina.

“Y lo que nos sigue es hacer que la Secretaría del Trabajo ubique su vida administrativa para que estas chicas puedan tener el tarjetón de trabajadora no asalariada, que puedan tener todos esos derechos que el Estado les otorga para que puedan estar en vía pública sin que los esté hostigando la policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Policía de Investigación, Ministerio Público, hoteleros y la delincuencia organizada”, denunció Palestina Madrid.

A lo largo de muchos años, investigaciones periodísticas refieren que la zona de La Merced en la Ciudad de México es el prostíbulo de América Latina.

Y precisamente por defender la causa, en el corazón de la Merced, donde se encuentra esta Parroquia de la Soledad, en la plaza del mismo nombre, Tejiendo Pueblos ofreció comida y despensas a estas mujeres.

Gabriela Bahena es trabajadora sexual, tiene dos hijos; desde hace 21 años se desempeña en el oficio porque ignoró otras opciones. “Podría llegar a una casa a lavar, podría llegar a un lugar como una tienda de ropa, pero agarré la salida fácil”, señaló.

Alrededor de 50 mujeres de todas las edades, se pusieron sus mejores ropas y peinados para participar en un convivio que las hizo olvidar un rato el trabajo.

“El día de hoy entregamos 65 despensas a trabajadoras sexuales cisgénero, pero ya llevamos desde el mes de mayo entregando alrededor de 320 despensas, dándoles de comer, condones, caretas, cubrebocas, etcétera, entonces es una pequeña ayuda que nosotros estamos buscando para este grupo que ahorita la está pasando muy mal por el covid, por distintas razones, que salgan adelante”, refirió Raúl Velázquez, fundador de otra de las organizaciones colaboradoras, Tejiendo Pueblos.

Así como Gabriela, muchas mujeres intentan sortear a la Trata de Personas y trabajar de manera independiente, sin proxenetas que las obliguen o que las esclavicen.

Aunque lo que tiene ahorita lo debe soportar, es la vida que le tocó vivir, nos cuenta. “Sí hay situaciones incómodas porque a veces los clientes son muy groseros, apestan horrible, luego te pones a pensar porqué ese maldito me toca, porque yo le estoy permitiendo y me está pagando, pero no me arrepiento de haber entrado a este trabajo”, defendió Gabriela Bahena, quien no se arrepiente porque sus ganancias las dirigió a las carreras de sus dos hijos.

Se estima que en el mundo existen 21 millones de personas víctimas de trata, negocio que mueve alrededor de 32 mil millones de dólares internacionalmente.



**Información de medios **Foto: Especial




esm