Prevalece venta de alimentos en Centro Histórico



Redacción MX Político.-  La venta de comida en vía pública del Centro Histórico persiste en sitios como las calles que conforman el Barrio Chino, aun cuando el martes la Autoridad del Centro Histórico informó de su prohibición como parte de las medidas para mitigar los contagios de covid-19 en la zona.

Los llamados puestos desayunadores, porque comercializan comida sobre todo durante las mañanas, se siguen instalando en calles como Dolores, Independencia y López, muy cerca de Eje Central y de avenida Juárez.

Se trata de puestos en donde se venden tacos, atoles, tamales, jugos, fruta, tortas, entre otros alimentos.

En otras calles como Motolinia y Palma, donde operan desayunadores de la organización de Diana Barrios, no hubo actividad ayer, reportaron las autoridades.

El gobierno capitalino informó que dará apoyos de unos tres mil pesos a este tipo de vendedores con tal de que no se instalen mientras pasa la contingencia en el Centro Histórico y así evitar posibles focos de contagio.

El martes, Dunia Ludlow, coordinadora de la Autoridad del Centro Histórico, indicó que la policía y el área de reordenamiento del gobierno se encargará de verificar que se cumpla la prohibición.

Ayer inició el Programa territorial para la detección y aislamiento de casos positivos covid-19 por el que se instalaron 70 quioscos de la salud, para atender a 157 colonias, y que realizaron dos mil 325 pruebas gratuitas de detección de covid-19 y atendieron a 14 mil 117 personas.

Uno de ellos fue instalado en Mineros y Ferrocarril de Cintura, en la colonia Morelos, en el que, desde el inicio de actividades, a las nueve de la mañana, varias personas ya estaban enfiladas para ser atendidas.

Algunos, como Mario Gómez, acudieron sin síntomas, pero con la necesidad de descartar que sea portador de coronavirus.

Prefiero hacerme la prueba antes de tener síntomas. Tengo 59 años y soy más propenso que otros (a enfermarme)”, comentó.

Igual que el señor Jaime Piña, quien también acudió para cerciorarse que no está enfermo y también llevó a su nieta de cinco años.

Hasta las 13 horas se realizaron 120 pruebas en ese quiosco, sin embargo, Adalid Romeo, director de la jurisdicción sanitaria en Venustiano Carranza, dijo que contemplaban realizar 300 pruebas durante el sábado.



**Información de medios **Foto: Especial




esm