Asoma crisis administrativa en UAMex



Redacción MX Político.- El titular del órgano interno de control de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Victorino Barrios Dávalos, aclaró que sus funciones ya están precisadas en la Constitución y las leyes de Responsabilidades y Anticorrupción, por lo cual las autoridades de esta institución están confundidas y no le pueden impedir que asuma sus funciones.

El Sol de Toluca publicó el 18 de septiembre que Barrios, quien fue nombrado por el Congreso local como titular de dicho órgano, no ha podido laborar en sus oficinas de esta universidad, debido a que las autoridades de la UAEM argumentan que presentaron un amparo contra su designación y la respectiva convocatoria de selección emitida por el Poder Legislativo.

En respuesta, vía un comunicado de prensa, el rector de la universidad estatal, Alfredo Barrera Baca, confirmó que habían presentado un amparo para clarificar jurídicamente las funciones a realizar por el titular del citado órgano de control.

Por ello, desde esa perspectiva se deben realizar reformas a la Ley y Estatuto de la UAEM antes de que Barrios asuma funciones.

Sin embargo, ayer Barrios, quien sigue sin ser notificado de ese amparo, comentó que el rector está confundido, pues considera que él será un contralor o un funcionario a su servicio, pero el órgano interno de control de la UAEM es una posición externa que ya está regulada.

“Primero por la Constitución, segundo por la Ley de Responsabilidades y la Ley Anticorrupción, que son el fundamento más importante. Y ya después actuó conforme a la Ley de Contabilidad Gubernamental, a la de Adquisiciones del Estado de México. Ese es mi fundamento normativo”, indicó.

Barrios comentó que la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se determinó que los Congresos locales tienen la facultad para nombrar a los titulares de los órganos internos de control de las universidades, establece que estas áreas son entes que orbitan a estas instituciones.

“Yo soy como una lámpara en una mesa oscura”, expresó.

Y aunque de manera semántica puede existir una similitud entre el cargo anterior de contralor y el de titular del órgano interno de control de la UAEM, Barrios aclaró que jurídicamente son dos conceptos distintos.

“El fundamento de actuación del titular del órgano interno de control no es el Estatuto universitario”, expresó, al comentar que tampoco se requiere alguna precisión a la Ley de la universidad estatal.

Advirtió que debe cambiar el modelo de auditoría y fiscalización, pues los anteriores esquemas han conducido a irregularidades administrativas como las difundidas en el reportaje de “La Estafa Maestra”, donde la UAEM estuvo implicada.

“Lo que él (el rector) me está planteando es un modelo viejito que ya sabemos a qué conduce; dentro de tres años ya estaríamos con otra Estafa Maestra, seguro”, dijo.

Barrios giró un oficio el 18 de septiembre a quien todavía se ostenta como contralor en la UAEM, con el fin de solicitarle que en un plazo de tres días hábiles dispusiera la entrega-recepción de esa oficina.

Ayer comentó que la UAEM ya le contestó y en esa respuesta le indican que sigue vigente el nombramiento del citado funcionario que debería ser sustituido por Barrios.

Ante esta situación, el titular del órgano interno de control remitirá otro oficio al Poder Legislativo para informar de la reticencia de la UAEM para permitirle asumir funciones, además de que también comunicará estos hechos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Refirió que autoridades del Tribunal de Justicia Administrativa, de la Fiscalía Anticorrupción y del Instituto de Acceso a la Información del estado (Infoem) le han ofrecido un espacio para desarrollar sus funciones.


**Información de medios **Foto: Especial




esm