“El Metro dejó de ser seguro para las emprendedoras”




Redacción MX Político.- Evelin se levanta a las seis de la mañana, tres días a la semana, recorre tianguis y pacas buscando prendas vintage para su bazar en Instagram.

Ella es una de las muchas mexicanas que se dedican a la venta de artículos en línea o en bazares, un tipo de comercio informal que se ha popularizado durante el último año.

Las “bazareñas” han estado en el foco de atención, pues denuncian que el personal de seguridad del Metro de la Ciudad de México obstaculiza las entregas y las obliga a realizar la transacción afuera, exponiéndolas a la delincuencia.

“Creo que el Estado no apoya a las mujeres, no les importa la violencia que vivimos día con día y mucho menos les va a importar que una mujer quiera ser emprendedora e independiente. Nos tratan a veces como delincuentes dentro de las instalaciones”, denunció.

Nitzia, desde hace cuatro años, encontró en la venta de ropa una manera de subisistir, aunque reconoce que los choques con las autoridades no van más allá de lo verbal.

“Los sábados entregamos afuera del Metro, que era un lugar seguro porque éramos muchas, pero hace como un mes llegaron delegados a decirnos que nos quitáramos de ahí y nos tomaron fotos […] Yo no estaba recibiendo efectivo, entonces pregunté si ni siquiera se podían hacer trueques”, comentó la joven.

A raíz de esta situación y de sus ganas de hacer crecer su negocio comenzó El Búnker Chabacano, junto con otras cuatro chicas parte de la “comunidad bazareña”.

El lugar es propiedad de la hermana de una de ellas, por lo que no pagan renta. “Las chicas que no tienen la oportunidad de estar en un local no van a dejar de hacer esto porque de ahí viven, sacan para la escuela o su familia, y las están orillando a que se expongan”, expresó.

Explica que el Metro era ideal para realizar sus entregas, sobre todo porque pagas cinco pesos y te puedes transportar desde Indios Verdes hasta Tasqueña.

Durante la contingencia por Covid-19, algunas han volteado a ver a este negocio como una opción viable para sobrellevar los efectos económicos, pero el que no les permitan entregas en el Metro repercute en sus ventas.

De acuerdo con declaraciones del Sistema de Transporte Colectivo Metro, el trueque no está prohibido, aunque el ambulantaje sí lo está, por lo que muchas recurren a las transferencias bancarias para no manejar efectivo; sin embargo, persiste el hostigamiento hacia ellas.



**Con información de medios **Foto especial

jupm