Futuro inmediato: hambre, robos, ejecuciones, ausencia de Estado / En opinión de Gregorio Ortega Molina


 Redacción MXPolítico.- Imposible dejar de lado el entusiasmo suscitado por esa frase presidencial: debemos aprender (¿o fue acostumbrarnos?) a administrar la abundancia. Esa retórica de José López Portillo coexistió con la noche oscura de Margarita, su hermana.

La señora jefa del gineceo lópezportillista ordenó la persecución a Fernando Macotela; junto con él detuvieron y torturaron al cineasta Carlos Velo, al escritor Jorge Hernández Campos, al fotógrafo Rafael Corkidi, a Bosco Arochi y algunas personas más cuyos nombres no tengo presentes. La operación fue dirigida por Javier García Paniagua, papá de don Omar García Harfuch. El procurador general era Oscar Flores Sánchez y su mano derecha fue el incorruptible Coello Trejo. Todo se originó porque la seño Margarita decidió que las películas que había producido su antecesor en el Banco Nacional Cinematográfico, Rodolfo Echeverría Álvarez, habían generado pérdidas calculadas arbitrariamente en (cinco mil millones de pesos), y por esa cantidad fueron acusados de fraude. Después "alguien" ordenó quemar las instalaciones de la Cineteca. Quien sabe quién sería.

También padecimos la inexplicable fortuna de su hermana Alicia, por la cual Jorge Díaz Serrano debió pagar con cárcel.

¿Qué hicieron con nuestra riqueza? ¿Dónde se perdió esa abundancia? ¿Podemos darnos el lujo de ser optimistas y conceder el beneficio de la duda a los gobernantes de hoy? ¿No olvidan que ha de hacerse la reforma del Estado y oficiar las honras fúnebres de la presidencia imperial? ¿Somos capaces de asumir nuestra corresponsabilidad en este asunto de la estúpida dilapidación de la enorme fuente de recursos petroleros?

Seamos sensatos y escuchemos las palabras del secretario de Hacienda, pronunciadas para la fracción de Morena de los diputados federales, sólo unos días antes del supuesto Segundo Informe. Tomo la versión de Excélsior:

Arturo Herrera Gutiérrez anticipó que, si bien para 2021 se espera un repunte de la economía, el escenario será peor que en 2018 y 2019, porque ya no habrá guardaditos y, aunque no se contrate nueva deuda, ésta se incrementará entre 10 y 17 puntos del PIB por efecto del tipo de cambio. Entre este año y el próximo, México vivirá la crisis más fuerte desde 1932; es casi el peor momento económico para el país en el último siglo.

En su presentación, ayer, ante los diputados de Morena y, en un audio del cual se obtuvo una copia, Herrera Gutiérrez manifestó que ese contexto obligará a enviar un paquete económico, a más tardar el 8 de septiembre, muy cuidadoso, muy prudente, muy responsable y que requerirá la comprensión y solidaridad de muchos, porque habrá menos recursos en el presupuesto que este año y, cuando menos, dos años fiscales anteriores.

Así, llamó a aprender a vivir con el Covid y empezar a ajustar la economía y las finanzas para no entrar en un paro, y anunció que se mantendrá el enfoque del gasto en la política social del presidente.

Refirió que el primer trimestre pasó prácticamente fuera de la pandemia, pero en el segundo la economía cayó 18.7 por ciento; y hay indicios de recuperación para el tercero y cuarto ciclos, que podría hacer cerrar el año con una caída de 7.4 por ciento del PIB, la más fuerte desde las crisis de 1932, 1994 y 2009, y que la cifra se precisará cuando entregue el paquete económico 2021 a la Cámara”.

Imposible cerrar los ojos a lo que ocurre. Crece el sentimiento de frustración porque la seguridad pública es exigua, porque hay regiones enteras del territorio nacional donde la ausencia de Estado es patente, y en las que se escucha más la voz del narco como autoridad, que la de los funcionarios públicos electos para poner orden; y qué decir de los videos que circulan, donde es la población la que se defiende de los asaltos.

Las escenas de las madres que integran colectivos en busca de sus hijas e hijos desaparecidos, hurgando en esta tierra nuestra para saber si dieron con sus huesos en una fosa clandestina… y el desempleo que no deja de profundizarse, y el hambre que aprieta, que obliga a apretar los dientes y a maldecirlos a ellos, los causantes de no tener que llevarse nada a la boca, pero también a nosotros mismos por tolerar lo intolerable. De continuar así, el estallido de violencia va a ser imparable.


Autor: Gregorio Ortega Molina

Contacto: www.gregorioortega.blog                                             @OrtegaGregorio

- - -

Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.