¡Lo que nos faltaba! La 4T, gorilato represor / En opinión de Francisco Rodríguez


 Redacción MX Político.- Hace unas horas, en el corazón de Ciudad de México, el pendenciero de Palacio Nacional --poseído por el miedo, su gran consejero-- soltó a los mastines de la guerra contra una manifestación pacífica de repudio al régimen. Todo un ejército se abalanzó contra unos miles de ciudadanos provenientes de casi todo el país quienes, solventando sus gastos, quisieron llegar al Zócalo a gritarle sus verdades e, incluso, a exigir su renuncia. 

En un acto de fiereza que no se había visto en la capital de la República desde hace unas décadas, justo cuando reinaba el otro gorilato, el priísta‎, los poseedores de las metralletas y de los obuses demostraron por qué son los defensores del chairopopulismo, los guardianes de la derecha en reversa, los cancerberos del régimen de Tepetitán. 

Demostraron, a insultos, amenazas y toletazos por qué el “caudillo” les ha depositado el manejo de los billetes, de las obras inconsultas, de las aduanas, de los puertos y las caravanas de escolta para los capos del narcotráfico asesino. Recordar fue lo peor que los asistentes pudieron hacer, porque hay heridas de la represión miedosa que no han podido cicatrizar en esta patria sometida por sus peores hijos.


Falta de valor para enfrentarse al reclamo de las promesas incumplidas


El miedo, creen los protagonistas de la Cuarta Decepción, es su mejor aliado para soliviantar a los perros de la guerra, ésos que hacen mutis cuando se trata de combatir a trasegadores de las drogas heroicas, a los delincuencia de la patria, a los enemigos de la convivencia civilizada, a los verdugos de la conciencia y del progreso. A los que atosigan al horrísono las libertades de expresión y de manifestación. 

Decenas de casas de campaña instaladas sobre las calles del Centro Histórico dieron fe de la vocación democrática del pueblo, cuando los guardianes de la obscenidad hecha gobierno les impidieron marchar hacia el Zócalo, pretextando que la plancha está cerrada por la pandemia... o que, como dijo en mentirosos boletines Claudia Sheinbaum, para evitarles un choque con manifestantes antagónicos.

¡Pamplinas! Se trata sólo el miedo cerval del “caudillo”. ‎Es la falta de valor para enfrentarse al reclamo de las promesas de campaña incumplidas. Es reconocer que el voto popular ya se fue para no regresar jamás a esas catervas de cobardes e indolentes. 


La clase gobernante le tiene gran temor a la democracia y a la ciudadanía


De inmediato, al saber de la represión en ciernes, miles de comunicadores de las redes sociales ofrecieron su apoyo a los insurgentes: con mensajes variopintos que coincidieron en la crítica a las fuerzas del orden “encilindradas” por los obtusos, exigiendo fortaleza y seguridad en la lucha contra el tirano. Que dios los proteja de ese maligno de Palacio, repetían. 

En los mensajes llegados del extranjero no se daba crédito a lo que ocurría. Los medios de comunicación impresos y radioeléctricos se han afanado en difundir una idea de México que no es compatible con la realidad que aquí se vive. Coinciden en señalar que el gobierno, desfondado, optó por recetarse el miedo frío, antes que asumir sus responsabilidades ejecutivas.

‎Ahí donde hay miedo a la aplicación de la justicia, a la observancia de la ley, donde las cosas se conducen desde la represión, existe siempre una clase gobernante, una pandilla de mafiosos que le tiene temor a la ciudadanía y a la democracia pura y dura.


Miedo, cultivo ideal para todas las clases de totalitarismo y de dictadura


Optar por el miedo es ubicarse en la regresión y es temer por lo que existe. ¡Tan sencillo que sería decidirse por gobernar de cara y de la mano de la opinión pública informada! 

El miedo es el cultivo ideal para todas las clases de totalitarismo y de dictadura blanda o pesada. Es el mejor termómetro para saber el momento en el que se ha secuestrado cualquier asomo democrático y ancestralmente se le identifica como la medicina idónea de los desvalidos mentales al frente de los gobiernos.

El miedo que está posesionado de la Cuarta Decepción es el más poderoso antídoto contra la razón, el raciocinio y la solidaridad combativa. El miedo manipulado, antes que la represión, es la antesala favorita de las dictaduras. Es la insignia de los gorilas latinoamericanos. 


Los que creen que mandan están entendiendo los mensajes de la población al revés


Desde hace unas horas, en cualquier parte del territorio donde vivamos, los mexicanos de a pie nos encontramos amenazados por el miedo del regimencito chusco, el que sirve y obedece intereses concretos, el que justifica conductas inadmisibles, como vaciar la vida civil de contenido, infundir la sospecha generalizada en el rumbo del país. 

Los que creen que mandan están entendiendo los mensajes de la población al revés. Los gritos de indignación, el reclamo sin tapujos de los moditos del gobierno Tepetitán, deben ser obedecidos, si quiere llegarse a buen puerto, poniendo un alto a la corrupción familiar, un cierre valeroso a la cobardía imperante en todos los lugares abiertos y cerrados de esta calamidad ‎que se hace llamar gobierno. 

Un tapón a las risitas burlonas y macabras del pelafustán y un escrupuloso apego a la Constitución y a las leyes vigentes e incumplidas, antes de que el agua les llegue al gañote, antes que las manifestaciones pacíficas se desborden y el pueblo adopte las vías de hecho.


No hay 4T. Lo que sí hay es molicie, demencia furiosa y represión a la población


Si el mundo ya los juzgó, a lo mejor por una percepción más real de lo que parece, como los reyes y señores de la incompetencia, de la componenda y de la perversión, ¿quién les puede confiar el manejo adecuado, quien puede opinar en favor de sus oficios de verdaderas tinieblas?

Si los mexicanos ya están convencidos de que sus gobernantes le tienen miedo al pueblo, que se refugian en los faldones de las casacas militares para ejercer la cobardía y la represión, que esconden los prevaricatos, los peculados y las investigaciones para poder manipularlos, los presumibles secretos sólo pueden existir en sus cerebros dislocados. 

‎No hay tal Cuarta Transformación, no hay gobierno popular, no hay ideas, ni obras, ni empleos, ni nada que se le parezca. Lo único que hay es molicie, demencia furiosa y represión a las conquistas populares. Lo bueno se empezará a filtrar cuando se sepa la sorpresa electoral que el “caudillo” del coronavirus nos tiene deparada.


Luisa María Alcalde Justiniani, ¿la “tapada” para 2024? ¿Fumará Delicados?


Falta muy poco para que se anuncie a los cuatro vientos que la elegida de las menguadas huestes de Morena para la candidatura presidencial del 2024 se tiene asignada a Luisa María Alcalde Justiniani, la comandanta agachada de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, la heredera de los palafreneros de los cacicazgos sindicales, honra y prez de la locura total.

El miedo no anda en burro. En México, el burro es el que manda. No tardaremos mucho en saberlo. Lo peor es lo que está por venir.

¿No cree usted?

Índice Flamígero: El gobierno de la Ciudad de México informó que detuvo el avance de la manifestación del autodenominado Frente Nacional Anti AMLO (FRENAAA) mientras se dirigía al Zócalo, para evitar el “inminente choque de movilizaciones” en el Eje Central y “toda vez que algunas no iban de forma pacífica”, sin precisar a cuáles se refería. Aseguró que otra movilización del grupo de apoyo a las mujeres fue canalizada por Avenida Hidalgo, posteriormente hacia Eje Central y Fray Servando. En una tarjeta informativa difundida la noche de este sábado, la Secretaría de Gobierno capitalina precisó que diseñó una estrategia de contención, dosificación y canalización de las manifestaciones registradas ayer, para que no se registrara “algún lesionado o eventualidad que lamentar”. Aseguró que durante las movilizaciones “se ofreció seguridad a todos los contingentes que salieron a manifestarse a las calles, con la finalidad de garantizar la libre manifestación en esta Ciudad de Derechos” y que a todos se les brindó acompañamiento, así como se protegió su derecho a la salud “al vigilar que la Sana Distancia se cumpliera y de esta manera prevenir contagios de Covid-19…” + + + Y como en el 2006 hizo AMLO, los manifestantes anunciaron que instalarán un plantón con casas de campaña, desde avenida Juárez hasta el Paseo de la Reforma.

@IndicePolitico
@pacorodriguez


 

 
 
- — -
 

 
 
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.