Maestro desea reconstruir centro cultural colapsado por sismo



Redacción MX Político.- La fachada del número 35 de la calle Insurgentes en el pueblo de San Gregorio Atlapulco ha cambiado, pero solo es una nueva barda, la que se ha levantado. Adentro el terreno está vacío. Aún así el profesor Jaime Tirso Pérez Venancio de 75 años recuerda el lugar exacto donde junto a su esposa quedó enterrado bajo los escombros del Centro Cultural de Atlapulco.

Para Tirso se trata de un lugar sagrado, una herencia que tiene historia, fue cuartel, casa de refugio, templo y escuela, “por lo tanto poco a poco tendré que lograr hacer cimientos y volver para arriba, porque le digo que hasta ahorita no he encontrado la ayuda”.

Su visión es tan clara que muestra a Excélsior una maqueta de su proyecto una casona de dos pisos, a diferencia de la original planta baja que se vino abajo con el sismo del 19 de septiembre de 2017.

La Comisión de Reconstrucción de la Ciudad de México ofreció construirle una casa de un solo piso de 114 metros cuadrados, pero Tirso no aceptó, porque casa ya tiene, lo que se necesita insiste es de nuevo el Centro de Cultural, donde tenía un acervo incontable de fotografías, piezas prehispánicas y objetos de la historia de su pueblo que empezó a juntar a los 16 años.

Entre los cuadros y fotografías, hay más de 30 dibujos que el profesor ha hecho en sus días de encierro junto a su esposa. Pero ni sobrevivir a la caída de escombros de su querido Centro Cultural, ni los cuidados en una de las colonias con más contagios por la pandemia de coronavirus, han sido ni de cerca el momento más difícil en la vida de Tirso.

Su gran proyecto es ver renacer el Centro Cultural. En un cuarto al fondo del predio que se derrumbó guarda una botella de vino que le regaló una de muchas personas que le han prometido ayudarle a reconstruir.



**Información de medios **Foto: Especial


afm