Sheinbaum señala que gracias a medidas a tiempo no se llegaron a los picos de Madrid o NY


Redacción, MX Político.-  Pese a que la Ciudad de México no ha cerrado sus puertas como otras ciudades del mundo, y aun cuando “prácticamente” tiene abierta toda su economía, no se ha desbordado la atención hospitalaria ni ha habido rebrote de covid-19, sino una situación controlada.

Así lo destacó este lunes la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, en lo que llamó “Reporte de la intervención del gobierno de la CDMX frente al Covid-19”, en el Museo de la Ciudad de México, previo a su segundo informe oficial de gobierno ante el Congreso capitalino, el próximo jueves 17.

De acuerdo con el informe de ayer por la noche, en la capital mexicana sumaban 111 mil 443 casos confirmados acumulados de covid-19 y 11 mil 224 defunciones con prueba positiva.

Arropada por el subsecretario de Promoción y Prevención de la Salud, Hugo López-Gatell –quien todo el tiempo usó cubrebocas--, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo –para quien debieron poner una silla extra en el presídium-, y su gabinete de salud, la mandataria local destacó un elemento, desde el inicio de la pandemia, respecto al número de hospitalizados:

“La evolución ha tenido un crecimiento que nunca fue exponencial, fue lineal, después una estabilización y después una bajada muy, muy lenta, y recientemente alrededor de hace 15 días a la fecha una estabilización en las hospitalizaciones de la ciudad”.

Luego comparó a la capital mexicana con lo sucedido en Nueva York o Madrid, donde hubo “picos más altos por cada 100 mil habitantes. Nosotros nunca llegamos a esos picos porque se tomaron medidas a tiempo”. Sin éstas, dijo, la CDMX tendría 10 veces más pacientes hospitalizados.

Recordó que el “pico” más alto se tuvo en mayo pasado, cuando las salas de emergencia estuvieron a su máxima capacidad. Incluso dijo que llegaron a tener hasta 600 llamadas diarias de urgencia, cuando hoy sólo se reciben 65.

Sheinbaum Pardo subrayó como un acierto que desde el inicio de la pandemia, en coordinación con distintas secretarías del gobierno federal, institutos de investigación e institutos de seguridad nacionales, se logró conformar un sistema de salud único, así como el Comité Metropolitano de Salud con el Estado de México, que podría servir para atender otras emergencias sanitarias.

“Vamos a seguir en esta atención permanente hasta que no tengamos una vacuna. La pandemia sigue y es obligación de quienes somos servidores públicos tenerles una atención”, apuntó.

 La mandataria entregó reconocimientos a los representantes de los trabajadores de la salud de las distintas dependencias e hizo una mención especial a los policías y trabajadores de limpia de la ciudad por estar “al pie del cañón” durante todo este tiempo y permitir que la ciudad siga funcionando.

Después ensalzó el comportamiento de los capitalinos: “Los habitantes de la Ciudad de México, con las enormes dificultades y sufrimientos, estamos de pie frente a la tragedia… Un enorme agradecimiento a la ciudadanía. No hemos tenido que poner multas ni toques de queda, siempre hay excepciones, pero la gran mayoría ha estado de manera solidaria, participativa, haciendo lo que nos corresponde para enfrentar la situación”.

También hizo un agradecimiento especial a López-Gatell, con quien semanas atrás, tuvo diferencias en torno al semáforo epidemiológico: “hemos estado con una excelente labor para atender la pandemia”.


Las acciones

Sheinbaum recordó que 29% de los pacientes que se atienden en 59 hospitales públicos y privados de la capital mexicana provienen del Estado de México.

Y sobre el número de decesos aseguró –por enésima vez-- que pronto se va a publicar el análisis del exceso de “lamentables fallecimientos” en la ciudad. “Tuvimos días difíciles de un número de fallecimientos muy alto y hoy se ha reducido de manera muy importante, aun cuando todavía siguen personas falleciendo”, abundó.

Respecto a la aplicación de pruebas, comentó que actualmente hay días que se hacen hasta 6 mil al día, y destacó que, a diferencia de otras entidades, en la Ciudad de México no se contrató a un laboratorio para su procesamiento, sino que se fortaleció. Y se fortalecieron los laboratorios públicos “para esta pandemia y otras que pudieran venir”.

La mandataria local enfatizó en la importancia de haber creado un modelo epidemiológico propio, desarrollado por la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

“La realidad se comportó prácticamente como lo propusimos en el modelo, basado en distintas hipótesis, y es en realidad en los últimos 15 días que hemos tomado esta estabilidad, pero también tiene que ver con la apertura de una gran cantidad de actividades económicas, y aun así no hemos tenido brotes realmente en la ciudad, sino más bien una situación controlada”, presumió.

Agregó: “La Ciudad de México nunca ha cerrado sus puertas, el aeropuerto siempre estuvo abierto, las terminales de autobuses siempre estuvieron abiertas, se recibe a cualquier persona enferma, independientemente del lugar de donde provenga, y aun así, a diferencia de muchas otras ciudades del mundo que siguen cerradas sus puertas, hemos logrado esta contención de la pandemia”.

Sobre la reconversión de hospitales, manifestó que fue planteada desde febrero pasado, y obligó a la contratación y capacitación de personal médico y a la adquisición de equipo de protección. Parece muy sencillo, dijo, pero “es realmente titánico”.   
     
También destacó la construcción --a manos de la iniciativa privada-- de la Unidad Temporal Covid en el Centro Citibanamex, que fue pensada para funcionar dos meses con pacientes convalecientes, y ya lleva cinco y sigue trabajando, ahora con atención temprana. 

La mandataria capitalina recordó que en abril y mayo se mantuvo cerrada la economía en la capital y hubo tres semanas en las que la movilidad se redujo 80% “sin ninguna multa, sólo con la colaboración de la ciudadanía”.

De igual manera, destacó la importancia de las distintas aplicaciones y programas impulsados por la ADIP y la Secretaría de Educación, Ciencia y Tecnología, así como su “transparencia” hacia la ciudadanía. Y enfatizó en la entrega de apoyos económicos a las personas contagiadas –localizadas mediante el sistema SMS--, así como en los créditos y las ayudas distribuidas a través de los programas sociales de su gobierno.

Sin embargo, Sheinbaum Pardo no mencionó la inversión en recursos que ha hecho su gobierno, ni el ajuste de austeridad que tuvo que aplicar a su administración. Tampoco habló de los más de 220 mil empleos formales que se perdieron durante los primeros cuatro meses de la emergencia sanitaria.

Jam