Acoso laboral es un factor de riesgo



Redacción MX Político.- Con la participación de especialistas de la salud, el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) realizó la charla virtual En Conexión, con el tema: “Acoso psicológico, hostigamiento y malos tratos en el trabajo”.

El encuentro, presentado por la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Derechos Humanos, la Consejera Carolina del Ángel Cruz, fue impartido por personas especialistas de la salud de la Facultad de Psicología de la UNAM, la Dra. Fabiola Villa George, así como el Dr. Emmanuel Martínez Mejía, y estuvo dirigido al personal del órgano electoral capitalino que realiza actividades laborales a distancia, así como a la comunidad de Radio Educación y a la ciudadanía en general.

Durante su exposición, la Dra. Fabiola Villa George indicó que la violencia laboral refiere actos que tienen la intención de hacer daño y pueden perpetrarse en diversos ámbitos, tales como el físico, sexual, de género y psicológico.

Mencionó que, a unos días de su entrada en vigor, la NOM-035-STPS-2018 reconoce como violencia laboral el acoso, el acoso psicológico, el hostigamiento y los malos tratos que van en contra de las personas trabajadoras y que pueden dañar su integridad o salud.

Indicó que el acoso psicológico se refiere a aquellos actos que dañan la estabilidad, la personalidad, la dignidad o la integridad del personal. Son acciones de intimidación sistemática y persistente hacia integrantes de la planta laboral, tales como descrédito, insultos, humillaciones, devaluación, marginación, indiferencia, comparaciones destructivas, rechazo, amenazas o restricción a la autodeterminación.

En este sentido, dijo, es importante conocer todos estos comportamientos para poder identificarlos y saber cómo actuar, de lo contrario pueden llevar a las personas trabajadoras a experimentar emociones negativas como depresión, aislamiento y pérdida de autoestima.

Señaló que estos comportamientos han sido normalizados socialmente, por lo que en ocasiones el personal no sabe si esto es parte del trato que deben recibir en el ámbito laboral o se trata de una acción que busca intimidarles.

Apuntó que el acoso psicológico puede ir de menos a más, empezando con malos tratos que pueden exacerbarse; es un proceso destructivo, premeditado, intencional, sistemático y de graves consecuencias, a nivel individual y organizacional.

Agregó que también es importante tener identificados los comportamientos, conductas y acciones que determinan el acoso, así como las consecuencias negativas y radicales asociadas a éste, tales como el abandono del trabajo y la posibilidad del suicidio. “Pero no son las únicas consecuencias, hay evidencia científica de trastornos psicosomáticos, en el estado de ánimo, deterioro en el concepto, en la estima personal o en las relaciones interpersonales, no sólo dentro del trabajo, sino fuera de él”, advirtió.

La Dra. en Psicología recomendó que ante el acoso psicológico, el hostigamiento y los malos tratos a nivel organizacional, se deben desarrollar políticas dirigidas a la atención, prevención e intervención, implementando mecanismos claros que atiendan los posibles casos; y poner en práctica protocolos de atención, dirigidos por especialistas de la materia.

A nivel grupal, dijo que se debe evitar participar pasiva o activamente en conductas de violencia laboral, tejer redes de apoyo social para las posibles víctimas y señalar, reportar y/o denunciar tales eventos.

A nivel individual, indicó que es importante conocer lo que es violencia laboral, acoso psicológico, hostigamiento y malos tratos en el trabajo. También, reconocer que lo que pretende quien acosa es aislar, física, psicológica y socialmente a su víctima. Por ello, “la búsqueda de apoyo social es un elemento fundamental, se deben tejer redes de apoyo social y sobre todo, es importante señalar, reportar y denunciar”, reiteró.

En su intervención, la Consejera Del Ángel Cruz recordó al personal que labora en el IECM, que en la institución se cuenta con la figura de Ombudsperson, integrada por cuatro personas que pueden apoyar y orientar en caso de que cualquier integrante de la planta laboral, enfrente una situación de violencia.

Refirió que las personas que participan en la figura de Ombudsperson lo hacen de manera voluntaria, independiente y extra a su función electoral, se prepararon sobre el tema, tienen empatía y trabajan con el resto del personal.


**Texto: Cortesía **Foto: Especial

esm