Apostarán por una ciudad sustentable



Redacción MX Político.- Con el propósito de dar cumplimiento con la transparencia y la rendición de cuentas, la doctora Marina Robles García, titular de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema) de la Ciudad de México, compareció este lunes 12 de octubre ante diputados locales de las Comisiones Unidas de Preservación del Medio Ambiente, Cambio Climático, Protección Ecológica y Animal y de Desarrollo Rural del Congreso local, para hablar de las acciones emprendidas en materia de revegetación, regeneración de las condiciones ecológicas de la ciudad, calidad del aire, recuperación de ríos y aprovechamiento sustentable del agua, zoológicos, bienestar animal, gestión integral de residuos hacia una ciudad con Basura Cero, instrumentos de regulación ambiental, acción climática y cooperación internacional.

En el periodo que comprende del 1 de agosto de 2019 al 31 de julio de 2020 se plantaron más de 10 millones de árboles y plantas, como parte del Reto Verde. “En julio pasado rebasamos esta meta, con un total de casi 10 millones y medio de plantas y a finales del 2020, habremos sembrado 15 millones en total. Este trabajo se ha acompañado del fortalecimiento de capacidades de los viveros a cargo de la Sedema, como el de San Luis Talxialtemalco que pasó de producir 250 mil ejemplares a producir 5 millones; y en el que alcanzaremos a producir 10 millones para aprovechar en su máxima capacidad estas instalaciones y avanzar en la revegetación que nos hemos propuesto”, precisó Robles García.

Otro proyecto importante para la revegetación de la Ciudad de México son los jardines para polinizadores, por ser uno de los desafíos mundiales para la seguridad alimentaria y para la conservación de la biodiversidad. En el periodo que se informa se crearon 350 jardines de este tipo, como parte del programa Jardines para la Vida, y se dio capacitación a poco más de 500 mujeres polinizadoras.

También se estudiaron y se pusieron a prueba estrategias y técnicas para el control de plagas, como el muérdago, con un total de 18 censos y diagnósticos fitosanitarios, capacitaciones para personal de las alcaldías, cuatro manuales sobre plagas, manejo de áreas verdes, jardinería y plantación de árboles y la aplicación de estas técnicas en el saneamiento piloto de casi 6 mil árboles en nueve áreas de la ciudad.

Como parte del trabajo de colaboración y coordinación entre dependencias capitalinas, se destacó el programa Sembrando Parques, a través del cual se rehabilita y crea espacio público para el disfrute de la ciudadanía. “Desde la Sedema, hasta ahora, lo hemos hecho en las Sierras de Santa Catarina y de Guadalupe, en el Parque Ecológico de la Ciudad de México y en el Cerro de la Estrella, que hoy, los cuatro sitios, están en una segunda etapa de trabajo. Invertimos, en esa primera etapa, 120 millones de pesos, que beneficiarán a casi 2 millones de usuarios. Este año, invertiremos una cantidad semejante”, detalló Robles García.

Por las intervenciones realizadas en la Sierra Santa Catarina, esta Área Natural Protegida recibió el premio internacional DNA Paris Design Awards 2020; mientras que el Parque Ecológico de la Ciudad de México obtuvo el primer lugar en la 4ta Bienal Latinoamericana de Arquitectura de Paisaje. Ambos premios reconocen los trabajos y la visión con contenido social que acerca el patrimonio natural a la ciudadanía.

El Bosque de Chapultepec también fue reconocido como el Mejor Parque Urbano, tras competir contra 80 parques del mundo ganó la Categoría Oro del premio Grandes Parques Urbanos, que otorga la asociación World Urban Parks.

En el Bosque de San Juan Aragón se destacó la creación de un segundo humedal y la rehabilitación integral de áreas del circuito externo y perimetral del bosque dirigidos por la Secretaría de Obras, en colaboración con Sedema.

Otro de los rubros importantes para esta Secretaría es el Suelo de Conservación, que ocupa casi el 60% del territorio de la Ciudad de México, y que a partir de 2019 el Gobierno capitalino invierte anualmente mil millones de pesos para la conservación y restauración de los recursos naturales y el impulso de actividades productivas sustentables.

Durante 2019 el programa Altepetl ofreció poco más de 12 mil apoyos a habitantes del Suelo de Conservación; con beneficios indirectos múltiples tanto en el empleo, producción de alimentos y conservación ambiental. Durante 2020 se han apoyado a poco más de 8 mil personas y generado más de 30 mil empleos, lo que ha permitido apoyar a casi 3 mil 600 brigadistas dedicados a las distintas actividades de conservación, restauración y promoción de prácticas sustentables en el suelo de conservación, como la limpieza en más de un millón de m2 de canales, zanjas y apantles del sistema de humedales y chinampas, el retiro de 7.4 mil m3 de cascajo y 3 mil m3 de basura en la recuperación de los parajes Zorros y Tempiluli, y del Parque Ecológico de la Ciudad de México, entre otras acciones.

En materia de asentamientos humanos irregulares se ha reforzado el trabajo para atender esta problemática desde una perspectiva de trabajo de gran coordinación en el Gobierno de la Ciudad y que ha permitido la recuperación de 156 hectáreas, a las que, en los próximos meses, se sumarán 197 más. De estas acciones destaca la restauración ecológica del Corredor San Gregorio Atlapulco y del predio Tempiluli, que se tradujo en un decreto como Área Natural Protegida, después de haber acumulado por años, tonelada de cascajo.

En la atención de incendios forestales, gracias al fortalecimiento de capacidades, la modernización de los protocolos de atención y al equipamiento de los grupos de trabajo y de las comunidades y ejidos, este año se disminuyó a más de la mitad la superficie afectada por incendios forestales en comparación con 2019.

En materia de recuperación de ríos y aprovechamiento sustentable del agua, desde 2019 se inició la recuperación paulatina de estos cuerpos de agua en un trabajo coordinado con el Sistema de Aguas que permitirá restablecerlos paulatinamente. En el periodo reportado se ha trabajado en las cuencas alta de los ríos San Buenaventura, Magdalena, Eslava y Santiago, donde destacan acciones de plantación de poco más de 181 mil ejemplares forestales y frutales, la limpieza de casi 270 mil m2 del cauce, el retiro de poco más de 2 mil m3 de residuos sólidos, la recolección de 72 m3 de cascajo, así como el saneamiento de casi 900 árboles.

Para impulsar la cosecha de lluvia en hogares de la ciudad, desde el año pasado se han invertido de manera anual 200 millones de pesos en el programa Cosecha de Lluvia. Hasta el 31 de julio se instalaron casi 13 mil Sistemas y al día de hoy se han colocado más de 17 mil sistemas: “Con ello hemos mejorado la calidad de vida de 17 mil familias en las zonas de mayor necesidad de la ciudad. Una condición a subrayar de este programa, es que más del 60% de los sistemas instalados benefician a hogares con jefas de familia”, abundó Robles García.

Entre las acciones realizadas en los zoológicos como centros de conservación de la vida silvestre se resaltó la reintegración y conservación del cóndor de California y del lobo mexicano, así como el nacimiento de 93 individuos de 27 especies distintas, el rescate y la atención para su sobrevivencia de 122 organismos de 5 especies más, entre ellas dos lobos marinos.

En materia de bienestar animal, la Agencia de Atención Animal, en coordinación con las alcaldías y organizaciones dedicadas al tema, realizaron 182 jornadas de esterilización, que permitieron poco más de 10 mil esterilizaciones, 108 campañas de vacunación, con la aplicación de casi 27 mil vacunas, mil 16 campañas de tenencia responsable, 25 jornadas sabatinas de salud animal y la adquisición de dos Unidades Móviles Veterinarias equipadas con mesas quirúrgicas para ofrecer atención veterinaria, medicina preventiva y esterilizaciones.

Sobre el tema de calidad del aire, Robles García comentó que “con el fortalecimiento de medidas y aunque algunos contaminantes aún no se encuentran en los niveles a los que aspiramos, en el año 2019 se redujeron 9% las PM2.5, 4% las PM10 y el dióxido de nitrógeno, 3% el dióxido de azufre y 2% el monóxido de carbono, con respecto al 2018. Esto fue posible gracias a la mejora del Programa de Verificación Vehicular en el que se llevaron a cabo casi dos millones de verificaciones (1 millón 946 mil 941 verificaciones), al control de vehículos ostensiblemente contaminantes, en el que se pusieron en operación equipos de medición remota de contaminantes, a la inspección y vigilancia en el que fueron sancionados casi 120 mil vehículos, así como a la Vigilancia a Centros de Verificación Vehicular que llevaron a cuatro clausuras temporales como resultado de 213 visitas de vigilancia”.

En el tema de residuos, para que la ciudad se convierta en una ciudad de Basura Cero y transite hacia una economía circular, la secretaria del Medio Ambiente capitalina recordó la puesta en marcha de acciones que permitan reducir, manejar y aprovechar sustentablemente los residuos y replantear la lógica lineal de uso de los recursos. Entre ellas sobresalen cientos de pláticas y visitas a mercados públicos; casi mil 600 visitas a establecimientos comerciales que derivaron en 131 apercibimientos; así como la emisión de dos convocatorias para presentar propuestas para la instalación y operación de plantas de tratamiento y aprovechamiento de residuos, además del fortalecimiento del Reciclatrón y el Mercado de Trueque, como ejemplos de economía circular para la revalorización de residuos.

Durante el periodo, se hicieron ocho ediciones del Mercado del Trueque, se atendieron poco más de 36 mil personas y se tuvo un acopio de 109 toneladas de residuos. Se hicieron ocho jornadas del Reciclatrón con la participación de casi 12 mil personas y un acopio de 218 toneladas de residuos electrónicos.

En materia de regulación ambiental, fueron ingresados 737 trámites para evaluación del impacto ambiental, de los cuales se han resuelto 714; se publicó en la Gaceta Oficial el Proceso de Consulta Vecinal para Grandes Construcciones, además de que se atendieron 3 mil 325 asuntos en materia de Licencia Ambiental Única de 4 mil 837 que ingresaron y se inscribieron 82 establecimientos al Programa de Auditoría Ambiental Voluntaria para obtener su certificado de cumplimiento ambiental.

Sobre acción climática, Robles García insistió en la responsabilidad que asumió el Gobierno de la Ciudad para fortalecer su política en la materia y que le permitió obtener uno de los reconocimientos internacionales más destacados: el primer lugar en “el Desafío de Ciudades 2019-2020”, otorgado por el Fondo Mundial para la Naturaleza, que muestra el compromiso que hay por desarrollar acciones que permitan sumar de forma ambiciosa al cumplimiento del Acuerdo de París.

Finalmente Robles García resaltó el trabajo hecho durante la pandemia a causa del COVID-19 para mantener las áreas verdes y atender a los animales de los zoológicos, así como la atención de trámites de forma remota y el apoyo a otras áreas para el control sanitario en distintos puntos particularmente vulnerables de la ciudad:

“Se elaboraron protocolos para el manejo de animales de compañía, se lograron apoyos para aportar alimento a sociedades protectoras de animales; se crearon esquemas digitales para ofrecer formas de recreación a las familias con recorridos virtuales por los parques, áreas verdes y zoológicos. También se diseñaron y difundieron materiales educativos para reforzar medidas para disminuir riesgos de contagio, como la correcta separación de residuos; se mantuvo el trabajo de las y los brigadistas para la prevención y control de incendios, la atención y trabajo de los programas sociales de cosecha de lluvia y Altepetl en el suelo de conservación que permitió mantener el apoyo a los sectores más vulnerables de la población. Así también hemos ido abriendo los espacios verdes y algunos incluso siempre lo estuvieron, para poder apoyar a las familias a distender la preocupación o ansiedad por la pandemia. Siempre por supuesto siguiendo los protocolos establecidos por salud.”.


**Información de medios **Foto: Especial

esm