Banderazo De Salida / En opinión de Ramón Zurita Sahagún

 

Redacción MX Político.- Hace unos cuantos años, los V Informes de Gobierno en los estados servían para marcar el inicio de la siguiente contienda electoral y que los partidos fueran definiendo a sus candidatos a ese cargo. 

Llamaba particularmente la atención, el nombre del que sería candidato del partido gobernante, toda vez que eran años en que consecutivamente se sucedían los gobernantes emanados del mismo partido. 

El arribo de la alternancia trajo consigo el que los estados estrenaran esa modalidad y en algunas entidades del país llegaron a gobernar los tres partidos considerados nacionales en forma sucesiva. 

Tlaxcala y Morelos fueron las entidades que ensayaron ese nuevo modelo democrático, con gobernantes emanados del PRI, PAN y PRD, mientras que en otras entidades la alternancia ocurrió entre PRI y PAN o PRI y PRD. 

Los tiempos sirvieron para dar opciones a los políticos que saltaron de un partido que no los valoraba a otro que si lo hizo, los promovió como candidatos y demostrando su valía, triunfando en las urnas. 

Ricardo Monreal inauguró esa nueva vía, seguida después por Alfonso Sánchez Anaya, Leonel Cota, Héctor Ortiz y Mario López Valdez (MALOVA), entre otros. 

Para entonces, los V Informes de Gobierno si servían para delinear a los candidatos del partido gobernante, pero no les aseguraba que serían el siguiente gobernante. 

Ahora las cosas parecen distintas y el partido en el gobierno no tiene garantía de éxito. En los tiempos del priismo como partido único, el Presidente de la República en turno elegía entre sus colaboradores o personajes cercanos al que gobernaría cada una de las entidades, aunque le daba tinte democrático, pasado por las urnas. 

Hubo ocasiones en que los gobernadores no tenían relación alguna con el estado que aspiraban a gobernar y se consideraba como imposición, aunque finalmente no había mayores protestas. 

Dos casos emblemáticos ocurrieron en Puebla, entidad en la que dos Presidentes consecutivos Miguel de la Madrid y Carlos Salinas enviaron como candidatos de su partido (PRI) a políticos desarraigados. 

Mariano Piña Olaya era diputado federal y compañero de aulas del entonces Presidente de la Madrid y recordó que era poblano, aunque muchos señalaban Guerrero como su verdadera entidad de origen y Salinas quiso desprenderse del estorboso Manuel Bartlett, quien lo tenía atado de manos y atendió el reclamo de su secretario de Educación que se aferró a Puebla, donde había nacido, pero jamás vivido. 

Los poblanos recuerdan con desagrado ambas administraciones, catalogadas como nefastas, aunque hay otros ejemplos que son contrarios a ello. Alfonso Martínez Domínguez hizo uno de los mejores gobiernos en Nuevo León, estado del que se encontraba distanciado. 

Durante esta semana, los gobernadores de Guerrero y Sonora, Héctor Astudillo y Claudia Pavlovich, respectivamente, rindieron sus correspondientes V informes, lo que dio el banderazo de salida para entrar en tiempos de sucesión. 

Ambos mandatarios son priistas y regresaron la entidad para el partido tricolor que lo había perdido en la anterior elección. Sin embargo en esta ocasión, su partido no es el de las preferencias, ya que el partido gobernante a nivel nacional es marcado como amplio favorito. 

Curiosamente el único partido que tiene definido sus candidatos para la elección del 6 de junio es MORENA, quien de confirmarse estos pronósticos accedería por vez primera a esos gobiernos estatales. 

Pablo Sandoval en Guerrero y Alfonso Durazo se considera serán los abanderados de MORENA y parten como amplios favoritos para arrebatarles esos gobiernos a los priistas. 


* * * * * * * * *


Los comicios del año próximo situados como los más nutridos en la historia política del país, se convirtieron en atractivo para una serie de políticos que intentan volver por sus fueros. 

Un gran atractivo lo representan los ayuntamientos de las capitales de los estados o las grandes ciudades que lucen con un encanto especial por sus altos presupuestos. 

Mérida, Villahermosa (Centro), Acapulco, Tijuana, Monterrey, Guadalajara y Zapopan, guardan un especial encanto, al igual que algunas alcaldías de la CDMX. 


Email: ramonzurita44@hotmail.com
 
 
 
 
 
 
- — -
 
 
 
 
 
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.