El Covid-19 Todo lo Puede / En opinión de Jesús Michel Narváez

 

Redacción MX Político.- Bajo el argumento de que la pandemia sanitaria ha requerido de millonarias partidas no contempladas en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2020, el Gobierno de la República busca hasta debajo de las piedras en dónde encontrar el “tesoro de Moctezuma”.

Ayer estaba en todo su apogeo la discusión entre los diputados federales por la extinción de 108 fideicomisos. La aprobación en lo general no fue lo difícil. Lo pesado vendría más tarde con el desahogo de las casi 400 reservas presentadas por las oposiciones compuestas por el PAN, PRD, MC y PRI. Se estimaba que la jornada sería lo suficientemente larga y se terminaría a pesar de tener la herramienta del receso para después reanudar la sesión.

Y este mismo martes llamó poderosamente la el anuncio formulado por el senador Ricardo Monreal Ávila, jefe político de Morena en la Cámara Alta que conlleva a una modificación constitucional.

Se trata de adelantar la consulta popular para “juzgar a los actores políticos” –ojo, no a los expresidentes– y que en lugar de realizarla el primer domingo de agosto sea concurrente con las elecciones federales, estatales y municipales que tendrán lugar el 6 de junio.

¿Cuál es la razón de peso?

¡Muchos pesos!

Admite que alcanzar el cambio se requiere modificar el artículo transitorio de la Constitución que fijó la fecha de las consultas dos meses después de las elecciones federales.

Y sabe y bien que para modificar la Constitución se requiere la mayoría calificada que non tiene Morena y sus aliados en el Senado.

El obstáculo orilla al senador a negociar con las oposiciones y su as bajo la manga es el dinero.

El motivo fundamental es el costo de la consulta. Es exorbitante: entre 4 y 8 mil millones de pesos. Conocedor del Presupuesto de Egresos de la Federación para 2021, precisa que el Instituto Nacional Electoral no tiene estimado el gasto extraordinario para realizar la consulta.

Luego, entonces, como se trata de ahorrar todo lo que se pueda para atender la crisis sanitaria, propone que se aproveche la elección federal del 21 para llevar a cabo la que será la primera consulta popular en la historia moderna del país.

En caso de que a las oposiciones les torcieran la mano, aunque en la boleta no aparezca el nombre del presidente López, los ciudadanos sabrán que se trata de una Consulta próvida desde Palacio Nacional a través del Senado y sin lugar a dudas influiría en el ánimo de los votantes.

¡Ver para creer! El presidente se saldría con la suya y apoyaría a Morena para que no pierda la mayoría en la Cámara de Diputados, porque no lograr el propósito podría frenar programas de la cuatroté.

¿Cederán las oposiciones como cedió la Suprema Corte de Justicia o el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación? Son preguntas que pronto tendrán respuestas.

E-​mail: jesusmichel1​1​@​hotmail.​com, Twitter: @jesusmichelMx
 
 
 
 
 
 
- — -
 
 
 
 
 
Los comentarios emitidos en esta columna son responsabilidad de sus autores y no refleja la posición del medio.