Se contradice CDMX por retiro de estatua de Colón



Redacción MX Político.- Desmontar la estatua de Cristóbal Colón de su pedestal en Paseo de la Reforma le costó al gobierno de la Ciudad de México 262 mil 575 pesos y ahora está en manos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para un diagnóstico sobre su estado de conservación y eventualmente los trabajos de restauración.

La Secretaría de Gobierno local dijo en entrevista con un diario nacional, que debido a las características del material con el que la estatua del escultor Charles Cordier fue elaborada, y para evitar poner en riesgo la pieza, se contrató a la empresa P. S. Museografía y Restauración para realizar el traslado bajo la coordinación de Juan Salvador Miravete Barrios, Director de Proyectos del consorcio mencionado, y el escultor Alejandro Velasco.

Y aunque el INAH aseguró el pasado fin de semana que fueron dos empresas contratadas para estos trabajos, comunicación social del gobierno capitalino aclaró que sólo fue una. según información dada desde la Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México.

El gobierno capitalino precisó que la actividad se realizó con personal especializado, dos grúas de 20 toneladas, andamios, plataformas, rieles, troles polipastos, generadores, así como materiales de protección, por un costo de 262 mil 575 pesos con 86 centavos. Mientras que el INAH, cuestionado sobre dónde está resguardada la estatua, ofreció una entrevista posterior.

Tampoco está claro de dónde vino la orden para darle mantenimiento. La Ciudad de México anunció el 10 de octubre que la orden "fue consultada y aprobada por el Comité de Monumentos y Obras Artísticas en Espacios Públicos de la Ciudad de México (Comaep)".

Pero integrantes del Comaep consultados por este diario informaron que en septiembre se tuvo la última reunión y en la orden del día no se incluyó el retiro de la obra de Colón. En 2013, el retiro de otra estatua polémica -la del presidente de Azerbaiyán-fue la razón por la que se creó el Comaep para que sea éste el único que autorice la instalación, reubicación o remoción de monumentos históricos o artísticos, pinturas murales, esculturas y cualquier obra artística en los bienes de dominio público local.

Al respecto, la Secretaría de Gobierno capitalina respondió que fue el Centro Nacional de Conservación y Registro del Patrimonio Artístico Mueble (Cencropam), dependencia del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la que se encargó de solicitar esta reparación.

Y el INAH aclaró que tiene competencia por tratarse de obras de carácter histórico. Por esta razón, las maniobras se realizaron con la supervisión de especialistas de la coordinación nacional de Conservación del Patrimonio Cultural y serán ellos quienes lleven a cabo primero un diagnóstico sobre su estado de conservación y eventualmente los trabajos de restauración.

"Hasta no tener un diagnóstico detallado de su condición, se podrá determinar el tiempo requerido para su restauración. En el mismo sentido, la fecha para la restitución de las piezas escultóricas será definida por el gobierno de la Ciudad de México", dice el comunicado del INAH emitido el 10 de octubre.


**Información El Sol de México **Foto: Especial

esm